Crear consciencia situacional es un buen negocio

Para lograr la eficiencia operativa, la organización debe eliminar los silos y capacitar a los equipos con consciencia situacional en tiempo real para mejorar la toma de decisiones.

Cuando Thomas Watson Jr., expresidente de IBM, dijo a los estudiantes de Wharton en 1973 que "El buen diseño es un buen negocio", la idea parecía exagerada, e incluso un poco absurda. La simbiosis entre el diseño y la empresa que Watson preconizaba entonces era más una profecía que una realidad; hoy en día, la innovación está indisolublemente unida al diseño, y el buen diseño se ha convertido en una herramienta crucial para combatir la mercantilización. La investigación ha demostrado que la experiencia del usuario es un factor importante de diferenciación, tanto en los productos como en los procesos. ¿Por qué? Porque mejorar la experiencia general del usuario es bueno para el negocio.

HMI/SCADA Fomentar la consciencia situacional

Las experiencias efectivas de los usuarios no se producen por casualidad. Se implementan deliberadamente mediante procesos de diseño meditados para crear soluciones que satisfagan tanto las necesidades de la empresa como las del usuario, lo que da como resultado sistemas intuitivos, útiles y agradables de usar. Esto también sucede en los sistemas HMI/SCADA, donde los datos brutos y la información procesada suelen estar demasiado aislados, y es muy necesario consolidar estos recursos en contexto para que los usuarios puedan tomar decisiones mejor informadas.

El "cambio de guardia" que se está produciendo en el personal industrial está impulsando aún más la necesidad de mejorar el diseño, ya que los nuevos trabajadores esperan que las aplicaciones industriales sean tan fáciles de usar como las de consumo. Esta nueva generación que se incorpora a la fuerza laboral ha tenido ordenadores a mano toda su vida, cuestionan el orden establecido y no están dispuestos a aceptar las restricciones de la tecnología de ayer. Esta generación no tolerará una mala usabilidad en las aplicaciones en las que confían para las tareas diarias críticas porque ya interactúan a diario con productos de software excepcionales fuera del trabajo.

La consciencia situacional en la intersección de la apariencia, la sensación y la facilidad de uso

Los sistemas que son simplemente bonitos o demasiado limitantes no satisfacen a los usuarios finales. Una mala experiencia de usuario limita la eficiencia operativa, lo que conlleva muchas consecuencias negativas, como:

  • Molestas alarmas.
  • Sobrecarga de información inútil.
  • Fatiga del operador.
  • Menor productividad.
  • Menor tiempo de respuesta.
  • Aumento de los errores.
  • Mayores requisitos de formación.
  • Poca satisfacción en el trabajo.
  • Rotación de empleados.

Los sistemas HMI o SCADA ofrecen una experiencia de usuario satisfactoria y la máxima consciencia situacional cuando funcionan en la intersección de una apariencia concisa, una sensación intuitiva y una usabilidad eficiente. La información contextual correcta, ofrecida en tiempo real a los trabajadores que la necesitan, faculta a esos trabajadores dándoles la oportunidad de mejorar la eficiencia y la productividad.

Esto sucede a todos los miembros del equipo de muchos sectores industriales, incluido el de mercancías envasadas, energía, productos químicos y otros.

AVEVA le puede ayudar a crear consciencia situacional empleando modernas tecnologías digitales de visualización de procesos. Proporcionar a los usuarios finales lo que necesitan para alcanzar la excelencia operativa es fundamental para lograr la máxima producción, eficiencia, gestión de activos, calidad, el cumplimiento de la normativa y una plantilla satisfecha.

Descubra cómo AVEVA puede ayudar a mejorar la consciencia situacional de su equipo.



Suscríbase a las actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín y obtenga la información más reciente directamente de la fuente.

Suscríbase ahora