Los sistemas conectados y confiables son esenciales para las operaciones industriales inteligentes

La invención del smartphone es una gran metáfora de los cambios en las operaciones industriales y del increíble poder que tiene un flujo constante de datos en tiempo real. Actualizamos nuestros teléfonos móviles cuando el hardware empieza a fallar, queremos lo último para videochatear con los amigos o quizá nuestro teléfono no es compatible con las últimas funciones y actualizaciones de seguridad.

Hemos visto el valor de las actualizaciones frecuentes de hardware y software, que traen mejores vídeos, nuevas redes inalámbricas o mejoras para las aplicaciones esenciales de nuestro teléfono, pero ¿qué pasa con las operaciones industriales? Si tenemos en cuenta lo mucho que han cambiado las operaciones industriales y los sistemas de control en los últimos años, un flujo de información confiable puede aportar un valor considerable.

Los sistemas industriales no son ni mucho menos tan portátiles como los teléfonos móviles, pero siguen requiriendo actualizar periódicamente el software y el hardware para garantizar una supervisión precisa y fiable. El hardware sobre el que funciona el software puede fallar, y esto posiblemente suponga la necesidad de una reconstrucción del sistema. No obstante, también ofrece la oportunidad de cambiar a equipos más avanzados. Las iniciativas organizativas en torno a la transformación digital (como la creación de un hilo digital o un gemelo digital que replique un proceso físico completo) pueden requerir capacidades, características o disponibilidad de datos más robustas para garantizar el éxito. Incluso los sectores críticos actualizan continuamente sus sistemas para protegerse de amenazas externas e implementar nuevas funciones.

La confianza en la capacidad y la fiabilidad de sus sistemas de control y de operaciones industriales, así como de los datos generados, es un requisito para el funcionamiento eficiente de cualquier organización, y es esencial para dar soporte a los procesos de producción y de mantenimiento actuales. Instalar sistemas y dejarlos sin tocar durante años ya no es una opción. De la misma manera que usted actualiza su teléfono, el mantenimiento y la actualización de los sistemas conectados son necesarios para transformar las operaciones industriales modernas.


Conozca cómo AVEVA puede ayudarle a impulsar la confiabilidad operativa.


Los sistemas confiables son la base de los análisis sofisticados.

Los rápidos cambios en la conectividad, la tecnología de sensores y las capacidades de análisis están revolucionando las operaciones industriales en todo el mundo, y las organizaciones están recurriendo a las nuevas tecnologías para adquirir ventajas competitivas.Incluso las industrias tradicionalmente conservadoras y lentas están aprovechando la fuerza de trabajo conectada, la inteligencia artificial y la economía de los datos industriales para tener éxito. Estas potencias de la industria están utilizando sus datos de manera más eficaz y están empoderando a sus equipos con una visión más amplia de las operaciones para responder rápidamente a condiciones cambiantes. Estas organizaciones reconocen los inmensos beneficios en agilidad y eficiencia en las operaciones que son posibles con un flujo de información confiable.

Funciones avanzadas, como el análisis predictivo, la optimización de la cadena de suministro y los gemelos digitales, requieren sistemas confiables que transmitan datos e información relevante para que estas iniciativas sean valiosas. Sacar la información de silos de datos, implementar un hilo digital en los procesos y permitir el intercambio de datos sin fricción son pasos críticos para dar soporte a las necesidades cambiantes de la organización y acelerar la toma de decisiones.

Hoy en día, las operaciones industriales y los sistemas de control que alimentan los datos en tiempo real de las herramientas avanzadas son una parte clave de los procesos de operaciones eficaces, y configuran el núcleo de la Tecnología Operativa (OT). Estos sistemas deben ser fiables en su rendimiento, deben proporcionar la información estratégica que los empleados necesitan para tener éxito y deben funcionar de forma segura para mantener los datos seguros. Los sistemas industriales también necesitan integrar los resultados y la inteligencia analítica de las herramientas avanzadas y transmitir esa información a la mano de obra de cada planta para impulsar la excelencia operativa y aumentar la velocidad en toda la organización.

Al promover la confiabilidad, las actualizaciones periódicas de hardware y de software, y el intercambio de datos en tiempo real, las organizaciones pueden aprovechar el poder de los datos para mantener el flujo de operaciones industriales de manera eficiente y proporcionar una base de información que puede conducir a capacidades de análisis de nivel aún más alto en el futuro.

 


Suscríbase a las actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín y obtenga la información más reciente directamente de la fuente.

Suscríbase ahora