El futuro siempre llega a tiempo. ¿Su planta está preparada?

Fecha de publicación: 29 de junio de 2021

A veces el futuro se nos antoja lejano, como un sueño con coches voladores y robots mayordomo.

Pero hoy no es una de esas veces. El cambio nos rodea por todas partes.

En una sola semana, Shell, ExxonMobil y Chevron recibieron mensajes claros de que tenían que cambiar más rápido (uno de ellos de un tribunal y los otros dos de los inversores). Total decidió cambiarse de nombre (¡hola, TotalEnergies!). Los gigantes del petróleo y el gas acaparan los titulares, pero los sectores de químicos y energía les llevan la delantera. Están participando en la carrera para romper el vínculo histórico entre crecimiento y consumo de recursos adoptando la circularidad, la economía de hidrógeno y la electrificación generalizada.

Para los propietarios operadores de los sectores de la energía, los productos químicos y la electricidad, nunca había estado tan claro que el futuro llega rápidamente. Se construirán plantas greenfield, y se actualizarán las brownfield. Todas las plantas tendrán que integrarse en sistemas basados en datos que abarcan toda la empresa. Y todo ello debe ocurrir a una velocidad a la que estos sectores nunca se habían desplazado antes. Los grandes proyectos de capital son conocidos por retrasarse y exceder el presupuesto. Según CII, hoy en día el proyecto de capital medio se entrega 20 meses tarde y excede el presupuesto en un 80 %. Si queremos crear las plantas sostenibles, digitales y conectadas del futuro, ¿cómo podemos asegurar que llegan a tiempo, cumplen con el presupuesto y están listas para satisfacer las demandas de un mercado dinámico?

Plantas jóvenes diseñadas para madurar

No podemos seguir diseñando plantas igual que en el pasado. Sencillamente, no hay tiempo suficiente. Recientemente, en una mesa redonda de AVEVA sobre sustentabilidad en el sector químico, el Dr. Christian Redepenning de Covestro explicó que «los procesos nuevos que se basan en materias primas alternativas (para mejorar la sustentabilidad) tienen que competir con procesos que llevan unos 70 años optimizándose (en cuanto a eficiencia energética o de recursos)». Los nuevos proyectos de capital, tanto greenfield como brownfield, deben llegar a la madurez (esto es, ser fiables, sostenibles y rentables) en mucho menos tiempo.

Y para conseguirlo, es necesario un diseño eficaz. Aplicar simulaciones en las primeras fases del desarrollo de concepto crea un gemelo digital basado en comportamientos que puede revelar ineficiencias y optimizar procesos a cada paso de la fase de diseño. A continuación, el gemelo digital puede crecer con el proyecto para incluir todos los datos 1D, 2D y 3D en un mismo sitio. Y así, se convierte en una potente herramienta para derribar los silos e incrementar la colaboración entre equipos, dando lugar a una mayor agilidad y flexibilidad.

Una relación cambiante con sus EPC

En cualquier proyecto de capital significativo, estos equipos flexibles y ágiles a menudo incluyen a múltiples contratistas de ingeniería, adquisición y construcción (EPC). Es probable que la relación entre propietarios operadores y EPC cambie a medida que los propietarios operadores buscan transparencia y colaboración a lo largo del proyecto. Aunque es inevitable que las necesidades de los propietarios operadores sean las que impulsen la relación, los EPC tienen que reconocerlas como una evolución positiva para que los nuevos enfoques funcionen. Lea el artículo de blog complementario sobre la perspectiva de los EPC. Transicionar a sistemas de ingeniería basados en datos en la nube crea un espacio compartido seguro en el que los modelos de negocio innovadores pueden florecer.

Las oportunidades que nos esperan

Los cambios necesarios para diseñar la planta del futuro son significativos, y la oportunidad es enorme. Las plantas del futuro se pondrán en marcha a tiempo, alcanzarán la capacidad nominal rápidamente y continuarán hasta operar óptimamente, todo ello con la máxima transparencia y eficiencia a lo largo de todo el proyecto de capital. La investigación y la experiencia de cliente de AVEVA muestran ahorros de hasta el 15 % sobre el coste total de instalación del proyecto.

Para los operadores, esto es solo el principio. El gemelo digital perdura más allá de la fase de ingeniería, de manera que las plantas del futuro están listas para el siguiente futuro, venga cuando venga. El último año y medio ha demostrado lo rápido que podemos cambiar cuando la inmovilidad no es una opción. Necesitaremos mantener esta mentalidad para llegar al futuro a tiempo.

Las soluciones necesarias para diseñar la planta del futuro ya están disponibles. Para saber más sobre nuestra visión y sobre cómo empezar, vea nuestro informe, seminarios web y otros recursos sobre cómo diseñar la planta del futuro.

Suscríbase a las actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín y obtenga la información más reciente directamente de la fuente.

Suscríbase ahora