Las 3 capas de impresión manual de sustentabilidad de AVEVA

Fecha de publicación: 12 de mayo de 2021

La idea de una huella positiva de carbono (frente a la llamada huella de carbono) es un concepto atractivo que ha surgido de la conversación en torno a la sustentabilidad. En pocas palabras, si la huella representa el impacto ecológico negativo de nuestras acciones, la impronta representa nuestras acciones positivas para gestionarlo y mitigarlo. El objetivo es que al sumar todas las acciones, el efecto neto global sea positivo.

La huella positiva de AVEVA es anterior a la tendencia de la sustenitabilidad, a través del uso que los clientes hacen de nuestro software para mejorar las operaciones de fabricación. Dentro del camino a la excelencia operativa, los imperativos sociales y ambientales más recientes ayudan a seguir acelerando el viaje de nuestros clientes a la sostenibilidad en los sectores de los bienes de consumo y la fabricación.

Para entender cómo se basan los clientes en su infraestructura de fabricación digital actual para apoyar el camino a la sostenibilidad, es útil pensar en un sistema de tres capas, como se muestra a continuación:

La capa 1 (digitalización) es la capa base en la que se captan datos sobre el mundo físico. Esta capa es anterior a la tendencia de la sostenibilidad y lleva más de tres décadas con nosotros, facilitada por tecnologías como SCADA y, más recientemente, el internet de las cosas (IoT).

  • Impacto en la sustentabilidad: si observamos los 4 elementos principales del coste de los bienes vendidos (COGS, por sus siglas en inglés), los departamentos de operaciones han recopilado datos relacionados con el uso de materiales, los residuos, la mano de obra y la eficiencia de los activos. La sustentabilidad se basa en este modelo de datos, al que añade emisiones y vertidos, agua y aguas residuales, electricidad, gases, etc., para ofrecer un contexto más integrado de las operaciones de fabricación (qué, dónde, cuándo, durante cuánto tiempo, etc.).
  • Catalizador de la aceleración: en el pasado, la falta de instrumentos ha sido el principal obstáculo, ya que las inversiones se consideraban prohibitivas o innecesarias. El factor que más ha contribuido a superar este obstáculo ha sido el costo decreciente de los sensores de IoT, que ha hecho que sea económicamente viable capturar y alimentar al gemelo digital vivo del mundo físico.

Ejemplo de cliente: Henkel añadió 3500 sensores que ofrecen 1,5 millones de puntos de datos que sirven como columna vertebral de su gemelo digital de sustentabilidad.

La capa 2 (digitalización) es la capa donde tienen lugar el análisis, la toma de decisiones y la acción. Como tal, la propiedad (funcional) desempeña un papel clave para impulsar el caso empresarial que determina la estrategia de facilitación digital.

  • Impacto en la sustentabilidad: la propiedad y la responsabilidad de las partes interesadas a nivel de ejecución es fundamental para hacer mejoras prácticas relacionadas con la sostenibilidad. Como se ha ilustrado anteriormente, las empresas pueden decidir crear una función de sustentabilidad dentro las operaciones de la planta o expandir la responsabilidad (y el alcance) de funciones (y sistemas) existentes, como calidad, gestión de instalaciones y mejora continua.
  • Catalizador de la aceleración: aunque los sistemas digitales son un facilitador clave de la impronta positiva, contar con la cultura laboral adecuada (metodología lean, mejora continua, capacitación) es clave para el éxito, ya que sienta las bases de una mentalidad proactiva para conseguir un impacto neto positivo.

Ejemplo de cliente: CLIF Bar utilizó su iniciativa de fábricas visuales y su cultura de mejora continua para institucionalizar sus valores corporativos y su visión de la sostenibilidad a través de acciones diarias en la planta.

La capa 3 (alineamiento estratégico y aceleración del valor) es la capa donde residen la visión, el liderazgo ejecutivo y el gobierno. A la vez que apoya y fomenta una cultura de innovación y mejora continua en las capas 1 y 2, se basa en ellas para generar impulso y permitir escalar a través de un enfoque programático para lograr cambios radicales en el rendimiento.

  • Impacto en la sustentabilidad: los líderes del sector han demostrado que las iniciativas de sostenibilidad son buenas para mejorar tanto el crecimiento bruto (p. ej. añadiendo transparencia y trazabilidad a la promesa de marca) como los beneficios netos (p. ej., reducción de residuos).
  • Catalizador de la aceleración: para las empresas con una postura reactiva ante la sustentabilidad, la presión creciente para actuar en cuestiones ambientales y sociales puede verse como un catalizador externo. Para las empresas con una postura proactiva, un catalizador interno efectivo es integrar la sustentabilidad en sus programas de transformación continua de la fabricación a través de un centro de excelencia que facilite la colaboración y los estándares interfuncionales.

Ejemplo de cliente: clientes de AVEVA como Olam, Schneider Electric y Henkel son ejemplos de grandes empresas con programas maduros en toda la empresa que han integrado exitosamente su hoja de ruta de sustentabilidad en las actividades operativas activando digitalmente sus procesos de trabajo a escala.

Para más información sobre la huella positiva de sustentabilidad de AVEVA, visite AVEVA.com

Suscríbase a las actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín y obtenga la información más reciente directamente de la fuente.

Suscríbase ahora